Historia de la Reina-Valera

Comparte este Articulo
FaceBook  Twitter  
Ratio:  / 0
MaloBueno 
Categoría: Sabia Usted
Escrito por Super User


El 26 de septiembre de 1569 se terminó de imprimir la primera Biblia traducida al español por Casiodoro de Reina llamada “Biblia del Oso”. Se llamaba así porque la tapa de esta Biblia tenía un oso comiendo miel desde un panal. Esta traducción, que posteriormente fue revisada por Cipriano de Valera, dio origen a la famosa versión “Reina Valera”.

¿Quién Fue Casiodoro De Reina y Ciprano de V?

La versión Reina Valera de la Biblia, es quizá una de las producciones más leídas de la historia. Tal la magnitud de la trascendencia de ésta, que hasta los autores han quedado eclipsados por su obra.

Uno de ellos, Casiodoro de Reina, fue un religioso español nacido en Sevilla en el año 1520 y fallecido hacia 1582. Profesó en la Orden de San Jerónimo y la abandonó más tarde para poder difundir la Palabra de Dios sin impedimentos. tras años de trabajo publicó el 26 de septiembre de 1569 la primera traducción castellana de la Biblia. 

Por su parte, Cipriano de Valera perteneció junto con Casiodoro de Reina al monasterio de San Isidoro del Campo, en Santiponce, (Sevilla) y Pamplona. Empezó en 1582 la revisión de la famosa Biblia del Oso con la dedicación

Para la gloria de Dios y el bien de la Iglesia Española.

Al cabo de 20 años y antes de su muerte, Cipriano de Valera concluyo la revision en el mes de septiembre 1602; desde entonces es llamada Reina-Valera y se convirtió en una de las ediciones que tiene más aceptación en las iglesias protestantes y restauracionistas.

Se convirtió en la Biblia más usada por los protestantes españoles, y se ha reeditado y revisado en muchas ocasiones: 1862, 1909, 1960, 1995 y la Reina-Valera Contemporánea (RVC) de 2009-2011.;  Las revisiones desde el 1909 en adelante han sido publicadas por las Sociedades Bíblicas Unidas.

La versión de Reina-valera es hasta hoy la más usada por los cristianos de habla hispana, con las ligeras correcciones que hizo en ella Cipriano de Valera. Ha sido durante siglos la única traducción en español asequible, y fue reconocida aún por los católicos romanos, como superior a las dos versiones suyas, la versión de Scío (1793), y la editada por Torres Amat (1825, traducción de José Miguel Petisco), ambas más tardías y únicas hasta tiempos muy recientes.

«Biblia del Oso»